Inicio Artículos Los mejores consejos para contratar a una acompañante

Los mejores consejos para contratar a una acompañante

Claramente, la profesión más antigua del mundo no es tan lucrativa como lo fue una vez. Sin embargo, a medida que la prostitución cae en desgracia, los servicios de acompañantes siguen en aumento.

Una de las razones principales de esto tiene que ver con la legalidad: los servicios de escolta son totalmente legales. Igualmente, pueden o no implicar relaciones sexuales.

Algunas personas usan los servicios de putas Ibiza sólo para compañía. Dicho esto, muchos otros disfrutan del lado sexual de las cosas también, incluso si eso estira la legalidad de la situación.

Independientemente de la intención, contratar un acompañante puede ser una perspectiva desalentadora. ¿Cómo lo haces? ¿Cuál es el proceso? ¿Hay una etiqueta a seguir?

¿Buscas información para llamar a una prostituta? Sigue leyendo para obtener los mejores consejos sobre el proceso.

Conoce las leyes

Bien, escoltar es legal. Pero pagar por sexo no lo es. Es un territorio peligroso.

Para mucha gente, contratar un acompañante es equivalente a contratar una prostituta, incluso si, técnicamente hablando, las dos industrias son completamente diferentes.

Sin embargo, vale la pena conocer la ley en su estado. Por ejemplo, la mayoría de los lugares anuncian la hora y no el sexo. Los acompañantes pueden no estar dispuestos a hablar de sexo por teléfono. Del mismo modo, si vas a la escolta, o la escolta viene a ti puede tener diferentes implicaciones legales.

Vale la pena estar al tanto de los asuntos particulares de tu área antes de llamar.

Encuentra la escort adecuada para ti

No todos los acompañantes o servicios de escolta proporcionan los mismos «paquetes».

Muchos estarán contentos de hacer ciertas cosas pero no estarán dispuestos a hacer otras. Eso puede ser sexual o de otra manera. No tiene sentido ver a un acompañante que no sea capaz de satisfacer tus necesidades.

Decida lo que quiere y proceda en consecuencia. A menudo, toda la información que necesitas está en su sitio web. Por supuesto, si estás totalmente inseguro, entonces ellos podrían ayudarte a averiguarlo.

Decide tu presupuesto

Los servicios de la escort son a menudo costosos. Recuerda, no es lo mismo que la prostitución. Mucha gente quiere la compañía de una persona hermosa e interesante para pasar el tiempo, a menudo en público. Pueden requerir sus servicios durante numerosos días seguidos.

¡No todo es sobre el sexo!

Por supuesto, cuanto más tiempo quieras estar con una acompañante, más dinero pagarás. Del mismo modo, si los servicios sexuales son parte del trato, entonces ciertos actos valdrán más que otros. El tiempo y los requisitos del trabajo dictarán el dinero que se cobra.

Ayuda saber cuánto dinero tienes para gastar en primer lugar. Esto determinará lo que puedes pagar, con quién y por cuánto tiempo.

Priorizar la comunicación

Una de las partes más importantes del proceso para acertar es la comunicación efectiva.

Abordar la situación de forma abierta y honesta. Contacte con el individuo o el servicio y hágale saber sus necesidades y requerimientos. La cortesía y la amabilidad siempre caen bien.

Recuerde, usted quiere que ellos también quieran pasar el rato con usted. Claro, estás pagando por su tiempo, pero eso no te da derecho a hablar y actuar de manera grosera con alguien. Cuanto más amable seas, más querrá un acompañante estar contigo. Eso equivale a una mejor situación para todos.

De la misma manera, ciertos temas son inapropiados.

Preguntar detalles personales, preguntar por nombres reales, curiosear en el pasado de la escolta, o en la vida diaria es un gran no-no. Una cosa es que ellos lo saquen a relucir, y otra es que tú lo hagas.

Seguir las mejores prácticas de la escort

Los acompañantes son humanos. ¡Habla, actúa y relaciónate con ellos como tal! Sean respetuosos en todo momento. No hagas peticiones que no hayas discutido y acordado de antemano.

Traten la situación como lo harían con un amigo.

Por ejemplo, llega a tiempo a las reuniones acordadas, y no esperes tiempo extra si llegas tarde. Cancela con antelación si no puedes llegar o si cambias de opinión.

Tampoco te pongas incómodo con el dinero. Es mejor aclarar el trato al principio de su tiempo juntos y ser puntuales con el pago.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here